Ir al contenido Saltar al pie

Deborah Malagisi

Hola, soy Debora Malagisi, escribo desde Nápoles y quiero contarles mi trayectoria con el estudio.

Allá por diciembre de 2013, después de 16 años de matrimonio, mi vida empezó a cambiar, porque poco a poco las cosas con mi marido iban de mal en peor. Siempre seguí adelante con la creencia de que todo se podría resolver con el tiempo, ¡pero no fue así! De hecho, a finales de febrero de 2014 el matrimonio terminó porque él me pidió el divorcio.
Declaro que antes de conocer el estudio nunca contacté con ningún adivino o esoterista porque siempre había sido bastante escéptico con estas cosas.

Había entrado en un período oscuro y también estaba arriesgando mi trabajo debido a mi depresión que me llevó a permanecer en cama todo el tiempo. Una tarde vino una amiga mía muy querida y hablando de esto y aquello me contó su experiencia con el estudio. Inmediatamente corté la conversación porque no creía en estas cosas y también tenía miedo de gastar dinero innecesariamente.
Sin embargo, después de unos días, pensando en todo lo que me habían dicho, curiosa, fui al sitio y vi muchos testimonios de almas que se habían dirigido al Sr. Cornelius y que habían tenido éxito en su intento.

¡Está bien, me dije a mí mismo!
Así que decidí enviar un correo electrónico para pedir consejo. Me contactaron por la noche a través de una llamada y desde allí les expliqué mi problema.
Me había tomado un tiempo para pensar si realmente valía la pena o no. Han pasado 6 días desde que tuve noticias del operador que luego comenzó a seguirme durante todo el ritual e incluso después porque nos mantuvimos en contacto. Con razón no vi los resultados inmediatos, porque en todo caso mi esposo actual ya estaba saliendo con otra mujer etc etc.

Pasaron aproximadamente 2 meses y medio y algo ya se movía.
Lo veía a menudo (por el trabajo nos obligaba a vernos) y empezó a saludarme, incluso a preguntarme cómo estaba. Obviamente cada mejora la reporté en el estudio, porque me orientaron y me dieron consejos de cómo comportarme.
Después de unos meses a través de un amigo en común (el mío y el de mi esposo) supe que estaba soltero nuevamente. Declaro que le había encargado dos rituales: uno de ligamento y otro para hacerlo salir.

Pasaron las semanas y todo lo que el operador que me seguía poco a poco se fue haciendo realidad! Volvimos a ser chicos, habíamos vuelto a salir, yendo al cine y haciendo muchas otras cosas que hacen dos novios en sus primeras salidas!!!
¡Finalmente volvemos a estar juntos para todos los efectos en octubre!

Fue un viaje largo y agotador porque las cosas no siempre iban bien. También hubo muchos altibajos y períodos de desesperación total, pero al final mi dinero estuvo bien gastado porque, además de recuperar a mi esposo, tuve el apoyo moral de la persona que me siguió.

Debo decir que quedé realmente satisfecho con el trabajo realizado y para mí son los mejores de todos!
Muchas gracias!

Allá por diciembre de 2013, después de 16 años de matrimonio, mi vida empezó a cambiar, porque poco a poco las cosas con mi marido iban...

Cerrar